Saltar al contenido
Inicio » Sistemas de amortización – UVR o Pesos ¿Qué me beneficia más?

Sistemas de amortización – UVR o Pesos ¿Qué me beneficia más?

Compartir en:

En el ámbito financiero, es importante entender las distintas opciones disponibles para los créditos hipotecarios. Dos términos comunes que probablemente hayas escuchado son la UVR y los pesos.

¿Cuál es la diferencia entre ellos?

La UVR:Unidad de Valor Real, es una unidad de medida que se ajusta de acuerdo con la inflación. Esto significa que los montos en UVR pueden aumentar o disminuir en función de los cambios en el costo de vida.

Pesos: la moneda nacional es utilizada para el pago de las cuotas del crédito hipotecario. Su valor se mantiene estable, sin estar sujeto a cambios inflacionarios.

Solicita tu crédito de vivienda Icono
Sin filas, fácil y rápido.
Solicitar gratis →
ADS illustration
Credifamilia compañia de financiamiento S.A

¿Cuál es la mejor opción para ti?

¡No te preocupes! En Credifamilia te proporcionaremos información precisa y relevante sobre el tema:
veamos las diferencias y similitudes

UVRPESOS
Puedes aprovechar tasas de interés más favorables, lo que se traduce en ahorros significativos a lo largo del plazo del crédito.Las Tasas de interés suelen ser más altas en pesos porque está en función de las condiciones económicas y políticas del momento
Las cuotas pueden ser más asequibles o bajas, así que podrás cancelar la cuota mes a mes sin problemas.Las cuotas suelen ser más altas al liquidarse con mayor tasa de interés. Está enfocado en familias o personas con ingresos mensuales altos.
Ya que el aumento de salario anual está alineado a la inflación, posiblemente tu capacidad de pago se mantenga estable brindándote mayor tranquilidad y seguridad financiera a largo plazo.Los pagos se distribuyen de manera uniforme a lo largo del plazo del préstamo, quiere decir que requiere una mayor capacidad de pago.
Brinda la posibilidad de acceder a un monto mayor de financiamiento. Esto significa que podrás obtener el capital necesario para adquirir vivienda.Generalmente, se otorgan montos de préstamo más bajos por la necesidad de capacidad de pago alta e interés más elevado.
Ofrece la opción de contar con plazos más amplios para pagar tu crédito hipotecario: distribuir el pago de tu crédito en un periodo más extenso, lo que se traduce en cuotas mensuales más bajas.Al elegir un monto de préstamo más bajo, tendrás la opción de optar por plazos más cortos para el pago de tu préstamo. Es importante tener en cuenta que esta elección puede resultar en cuotas mensuales más altas.

Es de vital importancia que realices un análisis exhaustivo de tu situación financiera antes de tomar cualquier decisión. Si bien existen diversas opciones disponibles, no todas serán adecuadas para tu presupuesto y circunstancias particulares.

En Credifamilia, nuestro compromiso es brindarte apoyo y orientación en la toma de decisiones financieras que te beneficien. Siempre estaremos disponibles para ayudarte en el proceso. Te invitamos a visitar nuestro blog, donde podrás encontrar información adicional y recursos útiles para ampliar tus conocimientos: https://blog.credifamilia.com/


Suscríbete al Newsletter de Credifamilia